Alopecia androgénica, causas y tratamiento

Causas de la alopecia androgénica

La alopecia androgénica pertenece al grupo de Alopecias No Cicatriciales y representa el porcentaje más elevado de aparición de calvicie.

Cuando afecta a las mujeres, se denomina Alopecia Androgénica o Androgenética femenina. En el caso de los hombres hablamos de  Alopecia Androgénica o Androgenética masculina o Calvicie Androgénica.

Está demostrada su relación con la genética en la mayoría de las ocasiones, con antecedentes familiares tanto por vía paterna como materna.

Otros factores determinantes son el stress, la piel seborreica, las hormonas…

Alopecia Femenina

Alopecia Androgenica mujer

La Alopecia Androgénica Femenina o de Patrón Femenino (FAGA) se presenta como una pérdida difusa de cabello, afectándose sobretodo la parte superior de la cabeza, y también los laterales aunque con menor intensidad. Se estima que afecta aproximadamente a un 20 – 25 % de mujeres jóvenes en su fase precoz o pre-menopáusica y alrededor de un 40 % en fase tardía o post-menopáusica.

Existe una relación manifiesta con la secreción de hormonas, por lo que puede empezar ya después de la menarquia, es decir del inicio de los ciclos menstruales, acentuándose posteriormente en la menopausia por el aumento de producción de andrógenos.

Cuando no existe historia familiar de calvicie,  se acepta que puede ser de origen primario, multifactorial o incluso relacionándose con afectación de otras estructuras corporales pudiendo formar parte de un síndrome muy frecuente en mujeres jóvenes conocido como S.A.H.A. (Seborrea, Acné, Hirsutismo, Alopecia).

Su evolución en caso de no ser tratada, lleva a la pérdida progresiva de cabello dando un aspecto de tener la «raya capilar» cada vez más ancha y despoblada.

Alopecia Masculina 

La Alopecia Androgénica Masculina o de Patrón Masculino, conocida también como la calvicie androgénica, al igual que en la alopecia femenina, se caracteriza por la pérdida progresiva de cabellos tanto en número como en grosor, aunque empieza más precozmente y evoluciona con mayor rapidez empezando por la zona frontal, las típicas entradas, expandiéndose por las áreas parietales. En algunas ocasiones puede iniciarse por la zona de la coronilla avanzando de manera centrífuga, dando un aspecto de vacío muy peculiar.

En la mayoría de las ocasiones está condicionado genéticamente, aceptándose su origen hereditario. Los folículos pilosos son más sensibles a la presencia de hormonas masculinas o andrógenos y la consecuencia es el aumento de secreción de grasa con el efecto secundario de su miniaturización progresiva, hasta la atrofia irreversible de los mismos. Cuanto más joven empieza, tiene peor pronóstico si no se realiza el tratamiento adecuado a cada caso lo antes posible.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico tanto en los casos de alopecia en mujeres como en los de alopecia en hombres, se realiza siguiendo un protocolo muy ben definido, como es la realización de una historia clínica detallada en que consten todos los antecedentes personales y familiares junto a los hallazgos de relación genética y la asociación con otras posibles patologías. Asimismo, la exploración clínica es esencial, valorando el estado del cabello, su número, el porcentaje de miniaturización, la presencia de grasa y todos los signos que podamos apreciar mediante la realización de un tricograma o de la exploración tricoscópica.

Asimismo, es conveniente la realización de análisis de sangre con los parámetros relacionados con la alopecia androgénica femenina y masculina en casi todas las ocasiones, además de ecografía ovárica en el caso de alopecia androgénica en mujeres jóvenes para descartar la presencia de quistes en los ovarios, que en el caso de hallarlos deben ser tratados siempre.

Una vez realizados todos estos procedimientos ya se puede definir el tratamiento correcto para cada paciente.

¿Se puede curar la alopecia androgénica?

Hoy en día no se puede hablar de curación inmediata y a corto plazo de la alopecia androgenética ya que no existe ningún fármaco capaz de revertir completamente el proceso de miniaturización y pérdida de cabello.

Sin embargo, si que hablamos de frenar su avance y tratar de recuperar el máximo número posible de folículos que no estén atrofiados, para potenciar la salida de cabello a largo plazo, aumentando así su densidad y recuperar la mayor cantidad de cabellos posible.

Cuanto antes se empieza el tratamiento, mejor pronóstico de mejoría.

Se ha avanzado muchísimo en los últimos cinco años respecto al diagnóstico y a la mejor respuesta frente a diferentes fármacos. Realizamos múltiples tratamientos combinados según su momento evolutivo: Tópico con minoxidil, vitaminas, finasteride, melatonina… Oral con minoxidil, finasteride, dutasteride, minerales, vitaminas… en mesoterapia con minoxidil, finasteride, dutasteride, factores de crecimiento o PRP… láser de onda corta…

Todos ellos solos o combinados entre si, pero siempre individualizados para cada paciente una vez valorados todos los parámetros estudiados previamente.

Con tiempo y constancia se consiguen resultados muy evidentes, no sólo en la recuperación de cabello, sino también en el mejor aspecto del mismo.

En la consulta de la Doctora Lola Bou de Barcelona podemos ayudarle en el diagnóstico y tratamiento de la alopecia androgénica así como otras patologías relacionadas con la dermatología.