Tricología: Cuidados del cabello en verano en pacientes con alopecia

El estado del cabello es un motivo de preocupación que no sólo es estacional, sino que en mi consulta puedo constatar diariamente que es un problema que ocupa y agobia a lo largo de todo el año.

Se ha discutido mucho de si es o no solamente un problema estético. Los dermatólogos especialistas en tricología conocemos perfectamente que existe patología asociada al desorden del crecimiento, desarrollo y mantenimiento del número y situación de los cabellos. Por lo tanto, no se puede considerar como un problema estético en el sentido estricto. Indiscutiblemente, se trata de un problema patológico y como tal debe tratarse

La mayoría de los pacientes que consultan es porque tienen alopecia androgénica seborreica femenina o masculina, lo que conocemos por FAGA o MAGA. Pero van aumentado cada vez más la Alopecia Frontal Fibrosante seguido de Foliculitis Decalvante. La alopecia Areata Universal se mantiene en situación estable, aunque la alopecia Areata Circunscrita muestra tendencia a aumentar.

Consejos para potenciar el resultado de los cuidados capilares

Para un mejor cuidado y conservación del cabello en situación óptima todo el año, es básico seguir unas normas de higiene y embellecimiento. Lavado tan frecuente como sea necesario, incluso diariamente si es que se ensucia más de lo habitual a causa de la sudoración por el aumento de temperatura estival, por patología asociada, etc. Es importante la utilización de los champús adecuados a cada tipo de cabello. Y si llevan acondicionador mucho mejor.

Asimismo, es aconsejable aplicar una mascarilla nutritiva al menos dos veces a la semana para conseguir una buena hidratación y reestructuración del cabello, lo que le dará mayor elasticidad y brillo. 

Existen champús específicos para los cabellos teñidos. Los tintes, sobre todo los químicos, son los que más los estropean. Si además sumamos los efectos nocivos de los rayos ultravioletas en el cuero cabelludo, está claro que hay que protegerse del sol todos los días. Es mejor utilizar tintes vegetales o también cabe la posibilidad de tintes homeopáticos o veganos.

En la actualidad hay gran variedad de productos capilares de muy buena calidad en forma de spray, gel o crema. Se pueden aplicar antes de salir de casa camino de la playa o de la piscina, o incluso antes de ir a caminar. La finalidad de su uso es aportar hidratación y mejorar el aspecto del cabello.

Al regresar a casa después del baño, hay que lavar el cabello para eliminar los restos de sal del mar o de los productos desinfectantes utilizados en las piscinas. De esta forma, se ayuda a evitar que el cabello se reseque y ofrezca un efecto opaco y sin brillo.

Y algo fundamental: utilizar pamelas, viseras o sombreros el máximo tiempo posible, sobre todo en latitudes en que la exposición solar pueda ser casi inevitable.

Por último, todas aquellas personas que estén haciendo un tratamiento dermatológico indicado por su especialista en tricología para la alopecia, no deben abandonarlo en verano. Deben comunicarle su plan de vacaciones, para que se les aconseje el seguimiento que debe realizar, de manera que haya continuidad en los resultados obtenidos hasta el momento.

Dependiendo de como haya ido el verano, si se tienen dudas o se ha notado un retroceso, solicite una nueva visita de control con su dermatólogo. De esta forma se podrá hacer una nueva valoración y actualización de su tratamiento.

Acné en verano: puntos negros (comedones), puntos rojos (pápulas) y granos de pus (pústulas)

Una de las preguntas más frecuentes de mis pacientes cuando llega el verano y que no falla nunca, es saber que puede pasar con su acné durante la temporada estival.

Está claro que con el cambio climático, las variaciones de temperatura a lo largo del año son mucho más extremas que en temporadas anteriores. Y especialmente este verano el calor y la sequía son muy evidentes, influyendo negativamente en las lesiones de acné

Más vale prevenir antes de que llegue el calor…

Después de haber realizado el diagnóstico correcto, en invierno se suele dominar muy bien con el tratamiento adecuado, especialmente en las etapas de la adolescencia y de la pubertad. Sin olvidarnos en absoluto del acné de las personas adultas, pues en un porcentaje discretamente elevado, puede persistir a lo largo de los años si no se trata adecuadamente.

Por otra parte, hay cada vez más pacientes que en lugar de mejorar en verano, notan que sus espinillas o puntos negros (comedones), sus pápulas (puntos rojos) y/o sus pústulas (esos indeseables «granos de pus») tienen tendencia a multiplicarse. Y esto puede llegar a originar posteriormente las odiosas cicatrices como consecuencia de la evolución de las lesiones acneicas.

Habitualmente el aumento de temperatura ambiental provoca que las lesiones proliferen en aquellas personas que tienen la piel seborreica con tendencia a la sudoración. Y no sólo el número sino también su tamaño, dando lugar al empeoramiento de las que existían previamente o bien a la aparición de nuevas.

Para evitar esta situación, lo mejor es realizar una consulta al dermatólogo para conocer qué tipo de acné es el que afecta a cada uno. Puede ser que haya muchas lesiones o que sean muy pocas o casi inexistentes. En el primer caso, hay que determinar el origen del acné y en esto sólo podrá ayudarle su dermatólogo después de realizar una historia clínica completa, una exploración exhaustiva y la analítica sanguínea en caso de ser necesario.

Rutinas de higiene para pieles acneicas

La actitud a seguir es diferente y específica según el tipo de acné. En situaciones leves, basta con una rutina de higiene básica diaria, utilizando cosméticos astringentes y libres de aceites. En caso de lesiones ya más evolucionadas, es preciso añadir a esa limpieza, productos específicos antiacne por vía tópica que sean compatibles con la exposición solar. 

Hay muchos productos y tratamientos que no deben utilizarse en verano, ya que pueden irritar la piel y favorecer el efecto contrario al que buscamos, aumentando la presencia de nuevas lesiones.

Si a pesar de los cuidados básicos no se logra la mejoría esperada, habrá que consultar al dermatólogo para que pueda indicar los cuidados adecuados a su situación y a su tipo de piel. Y, además, prescribir antibioticoterapia por vía oral si es que lo considera necesario. 

Por último, no se debe olvidar la rutina de aplicación de tratamiento preventivo para eludir la nueva aparición o empeoramiento de las lesiones previas.

En general se debe evitar los cosméticos irritantes, fotoprotectores muy grasos, utilizar maquillaje, especialmente los que son muy cubrientes y la manipulación de las lesiones.

Y otras recomendaciones en positivo son seguir una dieta rica en vegetales y frutas, pescado, carnes blancas, evitando las grasas y los alimentos procesados ricos en ácidos grasos saturados y grasas trans (carne roja, leche entera, quesos curados, mantequilla…).

Es importante no esperar a empezar tratamiento a que el acné esté muy evolucionado. Cuanto antes se inicien los cuidados apropiados a cada situación, mejores serán los resultados obtenidos y se evitarán las cicatrices residuales.

Campaña prevención Melanoma 2022

Un año más la Academia Española de Dermatología y su Fundación Piel Sana, ha organizado la campaña de prevención y diagnóstico precoz del melanoma a nivel nacional en coordinación con la Academia Europea de Dermatología.

Gracias a la colaboración desinteresada de gran número de dermatólogos, se facilita que los pacientes puedan acudir gratuitamente a diferentes centros dermatológicos a realizarse una revisión de sus lesiones pigmentadas. 

Con esta acción lo que se pretende es dar a conocer la necesidad y los beneficios del diagnóstico precoz de aquellas lesiones posiblemente cancerígenas o que puedan derivar hacia ellas en un futuro. Esta información se transmite al paciente, explicándole cual debería ser la actitud a seguir, así como las posibles soluciones.

Cada año son más las personas que acuden a esta revisión en el día señalado para toda Europa y agradecen la implicación de los centros médicos asi como de los dermatólogos que revisan sus lesiones pigmentadas.

Es muy conveniente que si no se ha tenido la oportunidad de aprovechar esta campaña, todas aquellas personas que tengan múltiples lesiones pigmentadas o bien haya alguna de reciente aparición de características diferentes a las del resto, acuda a hacerse una revisión. Y esto debería hacerlo una vez al año.

La piel me habla, tu piel dice

Hace 7 años Victor-M. Amela me hizo una una entrevista en La Contra de La Vanguardia, cuyo titular destacado fue mi respuesta a una de sus preguntas. Le dije: «La piel me habla»

A muchos lectores les impactó esta frase y recibí gran cantidad inputs positivos sorprendidos e incluso intrigados por su significado, pero es una realidad: la piel nos dice mucho de cualquier persona si sabemos observar, escuchar y pensar. 

Y es que es cierto. La piel nos habla a los dermatólogos. A través de su apariencia, color, grosor, textura y todas sus cualidades físicas y organolépticas, nos permite diagnosticar las enfermedades cutáneas, poder tratarlas y hacer un seguimiento de su evolución. 

Y algo que la mayoría de la gente ignora, es que, gracias a la piel que es el órgano más grande del cuerpo, es posible conocer enfermedades internas cuyos primeros síntomas son cutáneos, o bien poder hacer una valoración de enfermedades internas de difícil diagnóstico.  

Por esto la Dermatología es tan apasionante y tan difícil al mismo tiempo. Cada día, cada paciente es un reto para los dermatólogos. A través de pequeñas señales, o de la observación de las uñas, o del color de la conjuntiva ocular por ejemplo, podemos saber que el paciente sufre de una enfermedad cardíaca, o alteraciones renales o de una carencia vitamínica.

El lenguaje de la piel

El acné puede ser un síntoma de alteraciones hormonales o de presencia de quistes ováricos, la alopecia puede indicarnos que hay una anemia, o un mal funcionamiento hormonal o estar relacionada con hiper o hipotiroidismo, o ser una cuestión genética o hereditaria entre otras de sus múltiples causas.

El número y disposición de las arrugas, puede indicar un envejecimiento precoz o foto-envejecimiento como consecuencia de haber pasado demasiadas horas al sol buscando el bronceado. Igualmente podemos intuir el estado de ánimo, o incluso advertir un alto grado de timidez, o de diferentes complejos, aunque no lo verbalice explícitamente en la consulta. 

Hay algo que sorprende mucho a quien lo tiene cuando se lo mencionas. Un tipo de manchas parduzcas con una determinada disposición en la parte alta de la espalda, confirman que el paciente sufrió una quemadura solar cuando era niño.

Las características de las lesiones pigmentadas, pecas o lunares, aparentemente benignas nos pueden alertar de la posibilidad de un cáncer de piel, al igual que podría serlo un pequeño «granito» que no acaba de curar nunca.

En ocasiones una urticaria generalizada, o unas ronchas en las palmas de las manos y/o en las plantas de los pies son síntoma de una sífilis secundaria, lo que no deja de sorprender al paciente portador de esta enfermedad de transmisión sexual.

Los dermatólogos tenemos que ser muy observadores, captar rápidamente todos los detalles por pequeños que sean y saber relacionarlos con los procesos patológicos ya sean muy visibles o poco aparentes, sin descartar ningún elemento, por simple que pueda parecernos. Es un entrenamiento continuo que debemos ejercitar todos los días y siempre con cada uno de nuestros pacientes y que hacemos desde el inicio de nuestra formación como residentes en el hospital.

Asimismo, debemos tener una gran memoria fotográfica para poder relacionar todo lo que vemos al explorar un paciente, con otras lesiones similares que hayamos visto con anterioridad, aunque hayan pasado muchos años de la observación previa. 

Y todo esto, sin olvidar que es muy importante escuchar lo que nos cuentan los pacientes o lo que responden a nuestras preguntas cuando realizamos su historia clínica. Cualquier detalle que nos cuenten por pequeño que sea, puede ser clave para conocer la enfermedad que padece y hacer el diagnóstico correcto.

Recientemente la Academia Española de Dermatología (AEDV) ha iniciado una campaña visual, informativa y de concienciación para poner en valor el papel del dermatólogo en la prevención de la salud de la piel sana y de la piel enferma.

El leif motiv de esta campaña es: «Tu piel dice».

La piel es un órgano vital en el que queda reflejado todo lo que le ocurre a un paciente ya sea desde el punto de vista físico como emocional. Y esto es lo que se quiere transmitir desde este proyecto a nivel nacional, para todo el público general y de cualquier edad. Desde aquí me uno a la difusión de este video con cuyo lema estoy completamente de acuerdo desde siempre. Como ya he manifestado en muchas ocasiones anteriormente, la piel me habla.

El Maskacné durante y después de Covid-19

El acné es una patología que afecta al 80 % de la población de ambos sexos en algún momento de su vida, con mayor frecuencia de aparición en la adolescencia o en la pubertad. Si bien es cierto que también puede debutar en edades mayores incluso en la madurez, en estos casos casi siempre suele ser de unas características específicas que denominamos acné rosácea.

Con la pandemia de Covid 19 la mayoría de las dermatosis han sufrido variaciones en sus diferentes formas de presentación y de evolución. Por este motivo se han publicado en revistas científicas más de 2300 trabajos relacionados con la dermatología y de ellos más de 100 se refieren a los múltiples efectos del uso de las mascarillas relacionados con el acné.

Lesiones cutáneas más frecuentes

El virus SARS-CoV-2 es el causante de la enfermedad Covid-19. Además de toda la sintomatología a nivel pulmonar y neurológico y de manera independiente de la gravedad, hemos podido observar una gran variedad de sintomatología dermatológica. Esta afectación puede ser agravamiento de lesiones dermatológicas previas o bien aparición de nuevas que los pacientes nunca habían padecido anteriormente.

De todas las dermatosis observadas quiero destacar hoy aquí la presencia de lesiones de acné facial o maskacné, ya sea empeoramiento de lesiones previas o bien sean de nueva aparición.

Asimismo, el hecho de llevar la mascarilla durante muchas horas al día también puede ocasionar irritación o incluso alergia a su material, especialmente en las pieles sensibles. Es característica la localización de las lesiones en la mitad inferior de la cara (dorso de nariz, mejillas, alrededor de la boca, mentón y la parte superior de ambos maxilares) es decir, la que está cubierta por la mascarilla. La humedad y el sudor contribuyen a la exacerbación de las lesiones.

Influencia de las mascarillas

Así pues, desde casi el momento inicial de la utilización de mascarillas como método de prevención de Covid 19, los dermatólogos empezamos a tener consultas acerca de diferentes dermatosis faciales. El uso continuado de mascarilla puede provocar irritación, aparición de pápulas y pústulas, descamación persistente, enrojecimiento periorificial, escozor y picor. Quiero destacar que el personal sanitario ha sido uno de los más perjudicados ya que por su trabajo llevaban la protección durante muchas horas seguidas, sin posibilidad de dejar de ponerla por el riesgo elevado de contagio. 

La humedad y oclusión que conlleva el uso continuado de la mascarilla, junto al roce constante, favorece la presencia de lesiones en la zona de contacto y a veces también a distancia.

¿Qué se puede hacer con el acné por el uso de la mascarilla o maskacné?

Sin duda, tratarlo adecuadamente, en base al tipo de lesiones que vayan saliendo. Y bajo ningún concepto dejar de utilizar la mascarilla, tal y como está regulado puesto que podría ser motivo de contagio de Covid. 

Existen diferentes tipos de mascarillas ya pensados para que no irriten ni aumenten la humedad de la zona que cubren, compuestos de algodón, o de tejidos suaves destinados a no empeorar la superficie cutánea. Y por supuesto, cambiarlas tan a menudo como se indique en las instrucciones de la mascarilla.

Cuidados diarios indispensables 

Se debe realizar una buena limpieza facial dos veces al día con agua micelar o con un tónico ligeramente astringente o hidratante según el tipo de piel del paciente. Posteriormente, aplicar tratamiento tópico adecuado indicado por el dermatólogo, que si hay muchas pústulas puede llevar antibiótico en excipiente no comedogénico. Si hay comedones, o puntos negros, habrá que poner preparados que lleven ácido glicólico, retinol, ácido salicílico, nicotinamida o acetato de zinc. En caso de necesitar una crema hidratante, también habrá que utilizar siempre una que sea libre de aceites y de otros componentes que contribuyan a la formación de puntos negros o espinillas y de pústulas (lesiones de pus).

Asimismo, se debe evitar la manipulación de las lesiones (apretar los granos o exprimirlos) ya que se favorece su infección y diseminación y también seguir una dieta equilibrada y saludable con alimentos de bajo índice glucémico.

Según la evolución del maskacné, se deben tener en cuenta la eliminación de otros factores que puedan favorecer su aparición. Uno de los más destacados es el maquillaje. Por lo tanto, no es recomendable utilizar maquillaje ya que puede propiciar la aparición de nuevas lesiones, dificultando su curación.

En el momento que podamos prescindir del uso de las mascarillas, seguro que van a disminuir estas lesiones de maskacné y volveremos a la normalidad tan deseada por todos.

FAQS tricologia (2ª parte) : las 11 preguntas y respuestas más comunes en mi consulta

El interés que suscita la patología del cabello, es infinito. Muchos de mis pacientes llegan a la consulta con una lista escrita para no olvidarse de ninguna de sus dudas y preocupaciones.

Asimismo, necesitan conocer lo que están haciendo bien o si hacen algo que podría ser perjudicial para su cabello.

Por ello, he recogido una segunda serie de preguntas con el objetivo de seguir ayudando a conocer otros conceptos básicos generales.

¿Tricología y especialista del cabello es lo mismo?

No. En realidad, deberíamos hablar de Dermatólogo – Tricólogo ya que se da por hecho que engloba el ser especialista del cabello. 

La Dermatología es la única especialidad médica vía MIR que trata la piel sana, la piel enferma y sus anejos (cabello, uñas y glándulas sebáceas y sudoríparas). La Tricología forma parte de la Dermatología.

Por ello, todos los dermatólogos conocemos bien la patología del cabello y podemos tratarla. Si bien es cierto, que un grupo no menor de dermatólogos, nos dedicamos específicamente al estudio y tratamiento de la patología capilar lo que nos da un mejor conocimiento y consecuentemente, mayor posibilidad de éxito en los tratamientos. + info

Si mi padre es calvo ¿yo también lo seré?

Depende de muchos factores. Hace años así lo creíamos y lo explicábamos lo mejor que podíamos a los pacientes. Sin embargo, hoy en día conocemos que en la calvicie confluyen muchos otros factores además de la herencia.

Existen muchas posibilidades de tratamientos muy eficaces que pueden retrasar bastante tiempo la alopecia o incluso evitarla durante años. Cuanto más precozmente se afronte la situación y se consulte con un tricólogo experto, habrá mayor probabilidad de éxito en la prevención y en su tratamiento.

¿Llevar el pelo largo perjudica o hace que caiga más pelo?

El cabello no cae por el mero hecho de llevarlo largo. Pero ciertamente, en ocasiones dependiendo de sus características, puede contribuir a entorpecer su crecimiento y desarrollo continuado, dificultando los cuidados básicos. Por ejemplo, se enreda o se engrasa más y siempre es mejor evitar estas situaciones no favorables.

¿Son útiles las vitaminas para que salga el pelo de nuevo?

Existe la idea equivocada de que, si se tienen problemas de alopecia o de aumento de la caída, lo mejor es tomar vitaminas y cuantas más, mejor. Es raro que los pacientes acudan a la consulta sin haber tomado diferentes tipos de ellas, aconsejadas por amigos, los anuncios de televisión o incluso cuando consultan en las farmacias.

Solamente en el caso de que se compruebe que existe un déficit vitamínico, fácilmente demostrable a partir de análisis de sangre, deben administrarse vitaminas. En caso contrario, no son de utilidad.

¿Las hormonas pueden estar implicadas con la caída del cabello?

Un gran porcentaje de las alopecias vienen determinadas por alteraciones hormonales, por lo que es preciso hacer bien el diagnóstico para tener posibilidad de éxito en el tratamiento adecuado a cada caso. Los cambios y alteraciones hormonales que existen en la pubertad, en la menopausia y también en otras etapas de la vida, van a manifestarse por una pérdida de la densidad capilar progresiva que puede tratarse para impedir su avance.

Teniendo alopecia ¿me puedo teñir el cabello?

Los tintes químicos suponen una agresión del folículo piloso. Si no existe ningún tipo de patología previa, pueden utilizarse. Sin embargo, cuando hay alteraciones en el crecimiento, desarrollo y mantenimiento del cabello, se deben evitar todas aquellas situaciones que puedan perjudicar o agravar la situación patológica. 

En caso de necesidad puede teñirse si utiliza tintes vegetales, sin productos químicos en su composición.

¿La alopecia frontal fibrosante se hereda?

No siempre, pero cada vez mas podemos comprobar que existen antecedentes familiares en un número relativamente elevado de casos. Por ello, se está estudiando si el tener antecedentes familiares cercanos puede ser un factor determinante o no en su aparición.

¿Existe relación entre la calvicie y las infecciones dentarias?

Todo foco infeccioso puede tener influencia negativa y ser origen de situaciones de alopecia. Por ello es importante revisar siempre las posibles infecciones más frecuentes como son las dentarias y descartar otras que muchas veces pasan desapercibidas como son las rinofaríngeas o las otorrinológicas. Las alteraciones del cabello podrían ser el primer síntoma.

¿El estado de ánimo puede influir en la aparición de la alopecia?

Rotundamente si. Puede contribuir en su aparición y también en su mantenimiento en el tiempo, aunque no sea su origen.

La mayoría de las situaciones que afectan el cabello suelen provocar preocupación en mayor o menor grado dependiendo del carácter de la persona y de la intensidad del proceso. Por ello los tricólogos debemos intentar comprender al máximo el alcance de la inquietud de los pacientes y explicarles de la mejor manera posible su situación. De esta forma podremos indicar un tratamiento integral que ayude a llegar cuanto antes hacia la resolución del problema.

¿Los tratamientos son largos?

Salvo en casos excepcionales suelen durar mucho tiempo, años incluso. Si bien es cierto que dependiendo del tipo que sea, en general, una vez realizado el diagnóstico iniciamos un tratamiento de ataque. Cuando hemos comprobado al cabo de pocos meses que la respuesta es positiva, se inicia el tratamiento de mantenimiento, menos intenso que el periodo inicial. Posteriormente, vamos adaptando el seguimiento a las necesidades de cada paciente y a los resultados obtenidos.

¿La cirugía es recomendable?

Cuando los pacientes están muy preocupados, o su alopecia está muy avanzada o no se responde lo suficientemente bien al tratamiento médico, la cirugía puede ser una buena opción. Sin embargo, para obtener mejores resultados del trasplante capilar es conveniente hacer tratamiento de fortalecimiento previo de preparación para la cirugía y tratamiento de mantenimiento posterior. Si no se hace así, la alopecia seguirá su curso y sólo permanecerán los cabellos trasplantados en el cuero cabelludo, lo que puede originar una imagen peculiar y no deseada por los pacientes.

Campaña de Prevención del Melanoma 2021. Misión Amarte

Desde el año 2000 los dermatólogos europeos iniciamos una Campaña Anual de Prevención del Melanoma y de Cáncer de Piel de manera coordinada. La intención era llegar al máximo número de personas posible para conseguir evitar la aparición de nuevos casos. Y al mismo tiempo realizar su diagnóstico precoz en el mayor número de pacientes posible.

El conocimiento de lesiones cancerosas en sus estadios iniciales permite implantar su tratamiento cuanto antes, evitando su evolución a situaciones de gravedad.

Por ello desde la Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología, hemos participado en todos los proyectos llevados a cabo cada año.

Un gran equipo de dermatólogos españoles coordinados por el Dr. Agustín Buendía han realizado un trabajo extraordinario de difusión de lo que es el melanoma y el cáncer de piel. Todo ello es posible gracias al patrocinio de diversos colaboradores y apoyo de la AEDV y la EADO. La finalidad de todo este trabajo no es otra que informar a todo el mundo de manera fácil y comprensible.

Solamente con el conocimiento se conseguirá disminuir el impacto de esta patología tan frecuente entre la población general. 

Se ha editado un video, folletos, abierto una página web y acciones en las redes sociales.  La finalidad es dar herramientas para que todas las personas interesadas puedan tener toda la información necesaria, así como orientación hacia cual debe ser la conducta correcta en el caso de creer que tienen una lesión sospechosa.

Dejo todos los enlaces aconsejando leer toda esta información con mucha atención. Puede salvar tu vida…

Mi experiencia con los pacientes que quieren o deben eliminar sus lunares

Hay una serie de preguntas que mis pacientes siempre repiten: ¿es peligrosa esta verruga? ¿tengo que quitarme este lunar? ¿por qué tengo tantas pecas en mi cuerpo? A todas las manchas de color marrón o parduzco las llaman de cualquiera de estas tres formas, pero no forman parte del léxico médico. 

Sin embargo, los dermatólogos hablamos siempre de nevus como lesión básica y luego les ponemos el apellido: epidérmicomelanocítico, compuesto, juntural, displásico, congénito, adquirido, etc., que es lo que nos indica su significado o la necesidad de extirparlo o no. + info

¿Por qué salen los nevus?

Desde el inicio de mi carrera profesional me ha interesado de manera especial la evolución de los nevus. Lo que más me inquietaba era conocer porque hay tanta gente que tiene muchas lesiones pigmentadas en su cuerpo. Y también todo lo contrario: porque hay personas que apenas tienen o incluso no tienen ninguna.

Otro motivo de intriga es valorar las circunstancias que pueden influir en su desarrollo o en su crecimiento. Y lo más esencial, que consecuencias pueden tener sobre nuestra salud.

Hay lunares o nevus que se tienen casi desde el nacimiento, o bien aparecen en escaso número. Van aumentando con el paso de los años pudiendo llegar a sumar un gran número de lesiones. Hablaremos de nevus congénitos a los que ya están presentes en el momento del nacimiento o bien aparecen antes de los dos años de edad. Los nevus adquiridos son los que aparecen después de los dos años

¿Cuántos tipos de nevus existen?

No todos tienen porque ser iguales, ni en forma ni en tamaño, ni en número. Algunos son lisos, otros ligeramente elevados. Algunos son redondos, otros son irregulares. Incluso podemos verlos de diferentes tonos de color: desde más claros hasta muy oscuros.

La disposición de las lesiones es única para cada persona. Aunque en ocasiones los pacientes cuentan que tienen un «lunar» exactamente igual y en el mismo sitio que uno o más familiares cercanos suyos. La experiencia nos enseña que puede ser muy parecido, pero rara vez absolutamente superponible.

El análisis de todas las características clínicas, la evolución y la localización de los nevus o lunares debe hacerse en todos los casos. Así se puede valorar cual es la actitud a seguir tanto por parte de los pacientes como por parte del dermatólogo que hace la valoración de la situación. + info

¿Cómo se tratan los nevus?

La mayoría de estas lesiones cutáneas no precisan tratamiento ya que se trata de alteraciones del sistema pigmentario benignas en un porcentaje altísimo de casos. Sin embargo, debemos explicar muy bien a los pacientes cual es su diagnóstico clínico, si observamos lesiones de riesgo y que precauciones deben tomar en el caso de ser necesarias.

En ocasiones, estas lesiones pigmentadas pueden llegar a ser una «bomba de relojería», pasando de ser una lesión banal a transformarse en un tumor maligno tipo melanoma que debe ser detectado y tratado lo más precozmente posible. Asimismo, el melanoma también podría ser de aparición primaria, sin ninguna alteración previa.

En conclusión, teniendo en cuenta que casi nunca dan síntomas llamativos, todas aquellas personas que tengan lunares o nevus en su cuerpo o que observen un cambio en su morfología habitual, deben consultar con su dermatólogo

Una vez realizada la historia clínica, la exploración física y en muchos casos el estudio dermatoscópico digital, se puede determinar cada cuanto tiempo se debe consultar de nuevo. También si es precisa la extirpación de alguna lesión con características de malignidad o de transformación futura. + info

En general con una vez al año suele ser suficiente para conseguir una vigilancia eficaz. De esta forma, si se observa una lesión sospechosa puede tratarse de manera inmediata.

En todos los casos, siempre se debe ser muy cauto con la exposición solar para evitar posibles cambios en las lesiones que puedan significar transformación celular de riesgo o malignización.

Beneficios de los alimentos Prebióticos y Probióticos

Cada día en la consulta hay más pacientes que cuentan que toman Probióticos o me piden que les indique cual es el mejor para su problema. Parece que, si no tomas un probiótico, no estas a la última. Desde hace cierto tiempo existe mayor tendencia a utilizar productos naturales, no procesados y sin posibles efectos secundarios. 

Quiero explicar hoy que son y para que sirven los productos más «naturales» de los últimos años: los pre y los probióticos. Para ello, voy a comentar unos conceptos básicos imprescindibles para comprender la razón de su efectividad.

¿Qué son el microbioma y el microbiota de la piel?

El microbioma es la asociación total de microorganismos vivos que se desarrollan asociados al cuerpo humano, lo que va a contribuir en su metabolismo y su capacidad de respuesta. Se puede llegar a conocer todo su material genético, lo que contribuirá en un futuro no muy lejano al mejor tratamiento de diferentes patologías. +info

El microbiota es el conjunto de microorganismos vivos presentes en los diferentes órganos.  La suma de todos ellos forma el microbioma.  Este precisa estar en equilibrio para mejorar el desarrollo y la conservación de los diferentes órganos humanos en condiciones óptimas. 

En realidad, estos elementos microbianos, se encuentran en la piel y en diferentes mucosas, en el intestino, en el tracto respiratorio y en el área genital. Si se alteran las condiciones normales del organismo, se produce un desequilibrio que puede conducir a una situación anómala de enfermedad. 

Cuando existen alteraciones en el equilibrio de los diferentes ámbitos del microbiota hablaremos de disbiosis. Algunos ejemplos de patologías asociadas a estos desequilibrios son: obesidad, cáncer colo-rectal, infecciones urogenitales, enfermedad periodontal… En la piel ya se ha avanzado mucho en el conocimiento de los cambios de la Dermatitis Atópica y de la Psoriasis.

Diferencia entre Prebióticos y Probióticos

Existe cierta tendencia a confundir ambos términos. Y vale la pena conocer sus diferencias y su acción sinérgica en el mantenimiento o recuperación de la salud. +info

Los Probióticos son microorganismos vivos cuya función es actuar como defensa, reforzando nuestro sistema inmunológico colaborando con el desarrollo de las bacterias necesarias para el correcto funcionamiento del organismo. En general ayudan a mejorar el desequilibrio existente en la flora intestinal regulando su tránsito y a aumentar las defensas a través de una mejor respuesta inmunitaria.

Los Prebióticos son alimentos compuestos por fibras vegetales que estimulan el crecimiento y desarrollo de los probióticos. Ayudan a mejorar la absorción del calcio y del magnesio. Mantienen la integridad intestinal reduciendo la presencia de bacterias patógenas. Colaboran en la disminución de los niveles de colesterol en sangre por el incremento de su eliminación por las heces.

Cuando se asocian ambos, Probióticos y Prebióticos, se contribuye a la repoblación de la flora intestinal, o al mantenimiento de la piel en las mejores condiciones.

La alimentación saludable y equilibrada es básica para la conservación de un buen estado de salud por su acción e influencia sobre nuestro microbioma. Para ello nuestra dieta debería incluir diariamente frutas y verduras, yogur o kéfir. Legumbres, cereales, col fermentada o choucrout y algunas féculas también deberían formar parte de nuestra dieta habitual. 

¿Qué beneficios aportan al cabello y a la cosmética?

La cosmética dermatológica actual intenta contribuir a la creación, reposición y mantenimiento de un microbioma adecuado para el equilibrio de la superficie cutánea. Cuando este equilibrio se altera, aparece la patología o el envejecimiento cutáneo

Un tema de absoluta actualidad es la influencia del microbioma en la patología capilar. Se ha logrado identificar cambios en algunos tipos de alopecia como son la alopecia areata, la alopecia androgénica y la alopecia cicatricial +info

En estos últimos años se ha avanzado mucho en el descubrimiento de los beneficios de estos microorganismos administrados por vía tópica o por vía oral. Aún así, creo que todavía nos queda mucho por descubrir y ampliar en nuestros conocimientos, ya que son muchos los factores implicados: tipo de piel, patologías previas, el clima, higiene inadecuada por exceso o por defecto…

¿Es bueno lavarse el pelo todos los días?

Esta es una pregunta que casi siempre me formulan los pacientes cuando acuden a mi consulta: ¿Con qué frecuencia debo lavar mi pelo? Y mi respuesta como dermatólogo tricólogo siempre es la misma: cada cuanto el cabello se lo pida.

El cabello se ensucia de manera variable, dependiendo de diversas circunstancias personales: producción de grasa, ejercicio físico, ambiente laboral, patologías cutáneas previas, tratamientos sistémicos, modo de vida, clima…

Existen muchos bulos acerca de la idoneidad en la periodicidad del lavado. Se suele decir y creer que no es bueno lavarlo muy a menudo. Gran error. La razón esgrimida para no lavarlo con frecuencia es que, si se hace muy seguido, el cabello cae mucho mas, lo que suele provocar gran disgusto y ansiedad a los pacientes. 

Este es un hecho muy relativo, ya que la realidad no es que el cabello caiga más, sino que, con el lavado, la caída habitual se visualiza de manera más evidente

Otras consideraciones erróneas que circulan por internet es la posibilidad de lavarse el pelo con bicarbonato, fairy, vinagre, coca cola, con agua fría sin champú… Desde el punto de vista higiénico y dermatológico deben descartarse estas opciones que no tienen ninguna base científica demostrada.

¿Cuánto pelo se cae al dia?

Se considera dentro de la normalidad la caída de unos 100 cabellos diarios

Este hecho forma parte del ciclo vital del cabello. El pelo nace, crece, se estabiliza, muere y cae. A estas etapas se les conoce como fase de anagen, catagen y telogen. Y esto se va repitiendo a lo largo de la vida y su duración suele ser de unos ocho años de promedio para cada cabello, empezando de nuevo el ciclo de renovación capilar. 

Para que todo esto suceda con normalidad, hay que mantener el cabello en las mejores condiciones. Una de las formas de contribuir a su mejor desarrollo, es lavándolo a menudo, manteniéndolo siempre limpio.

Si el cabello está sucio, especialmente con exceso de grasa, esta se deposita en el folículo piloso, lo que dificulta el crecimiento normal del cabello. Y la única forma de eliminar esta grasa o seborrea antes de que se acumule, es lavándolo. Y si es necesario hacerlo diariamente, puede lavarse cada día.

Un consejo para mantener tu cabello sano…

Es muy importante tener en cuenta siempre el uso de champús adecuados a cada tipo de cabello, para de esta forma conseguir los mejores resultados tanto estéticos como efectivos. 

Es interesante alternar dos champús diferentes, utilizando alternativamente uno de ellos cada día de lavado. Uno debe ser suave, lo que se conoce como champú de uso frecuente. El otro es el de tratamiento más específico, ya sea antiseborreico, anticaspa, hidratante o antifúngico. De esta forma se consiguen mejores resultados y que la duración y efecto positivo sobre el cabello sea más prolongado.

Si se tiene en cuenta estas directrices de lavado y cuidado de cabello, su aspecto será mejor, más sano y brillante. Además, retardará la aparición de la alopecia tan temida como poco deseada.