Lesiones cutáneas más tratadas tras el confinamiento (mi experiencia)

La pandemia por coronavirus lo ha cambiado todo en nuestras vidas de manera significativa: hay que seguir tomando medidas preventivas tanto a nivel personal individual como colectivo. Y estos cambios han venido para quedarse, por lo menos hasta que se encuentre la manera de evitar su contagio o bien que se descubra la tan deseada vacuna para no padecer la enfermedad.

Como consecuencia del confinamiento, la piel y el cabello de la mayoría de las personas se ha visto afectada muy negativamente. En efecto, todas las consultas están relacionadas con la afectación física y psicológica que produce el hecho de estar en casa, sin salir, sin poder hacer la vida habitual, sin realizar los cuidados de la piel que se hacen normalmente.

Alteraciones cutáneas post Covid 19 más comunes

Los problemas dermatológicos que más veo desde que he reabierto la consulta son y por este orden: alopecia, empeoramiento del acné y de la rosácea tanto preexistente como aparición de lesiones nuevas, exacerbación de brotes de dermatitis atópica, picores generalizados de origen y duración indefinidos, urticaria, herpes labial, herpes zóster más dolorosos y duraderos de lo habitual y eczema de manos posiblemente por aplicación continuada de geles desinfectantes de baja calidad.

Asimismo, son muy frecuentes las consultas por brotes de dermatitis perioral y perinasal debido al uso prolongado de mascarillas. Estas ocasionan roce o fricción continua acompañada de aumento de humedad de la zona, por lo que se favorece la irritación o incluso el crecimiento de bacterias lo que da lugar a la aparición de enrojecimiento y lesiones inflamatorias que incomodan y que precisan tratamiento.

Cuidados de la piel después del confinamiento

Para evitar estas alteraciones faciales, lo mejor es no usar maquillaje y en caso de hacerlo, elegir un maquillaje hidratante muy ligero. Limpiar la cara cada noche y aplicar hidratantes adecuados a su piel. Cambiar a menudo la mascarilla, además de tocarla lo menos posible para no contaminarla.

Asimismo, conviene utilizar geles de baño que no resequen la piel, a base de aceites. Hay que aplicar loción corporal de manera generosa por todo el cuerpo, cada día después de la ducha.

Y no olvide:

Hay que poder aislar los nuevos brotes que puedan surgir, en el menor periodo de tiempo posible. Para ello, hay que seguir manteniendo las medidas preventivas básicas que son fáciles de continuar con ellas y su grado de eficacia depende de que lo hagamos todos. Se basan en tres pilares que deberíamos tenerlos siempre presentes:

– Llevar mascarilla facial.

– Lavado frecuente de manos y aplicación de gel desinfectante.

– Mantener la distancia física de 1,5 metros mínimo.

Si todos, absolutamente todos cumplimos estas tres normas, se conseguiría minimizar mucho la transmisión del virus. Debemos estar preparados y muy mentalizados para hacerlo bien, así si surgen nuevos brotes se podrán detectar, tratar y eliminar con gran celeridad.

distancia covid

Entrevista realizada por Xavi Freixes en el diario digital El Nacional.cat

Publicada el domingo 30 de abril del 2017 por el nacional.cat

Consejos de fotoprotección para que este verano tomemos el sol con sentido común cuidando nuestra piel y así evitar posibles problemas cutáneos en el futuro.

Agradezco a Xavi Freixes el tratamiento del tema y su cordialidad en su larga entrevista, así como su perfecta transcripción en todos los temas tratados, que espero puedan servir de guía y orientación para que este verano todos seamos capaces de proteger nuestra piel de los rayos ultravioletas del sol de manera correcta y racional.

Entrevista en catalán

Entrevista en castellano

Captura de pantalla 2017-05-01 a las 22.18.18.png

Copia de la entrevista de Xavi Freixes:

La doctora Lola Bou (Barcelona, 1949), dermatóloga, nos aconseja que no nos de el sol más de dos horas al día. De hecho, recuerda que, con sólo 7 minutos de sol cada día, tenemos más que suficiente para la síntesis de vitamina D. También nos da consejos para evitar que nos salgan manchas en la piel y nos explica qué tenemos que comer para protegernos del sol y conseguir un bronceado más uniforme

Dermatologa Lola Bou - Sergi Alcàzar

¿Las primeras exposiciones al sol son las más peligrosas?

Las largas exposiciones solares no son nunca buenas. Sin embargo, efectivamente, cuando salimos del invierno, en las primeras ocasiones que tomamos el sol, no estamos nada protegidos y nos quemamos más fácilmente.

Utilizad protección muy alta (50+) excepto si tenéis la piel muy oscura

¿Cada caso es un mundo; sin embargo, en general, qué factor de protección solar nos recomiendas?

Cuanto más blanca es la piel, más potente tiene que ser el filtro. Hoy en día, sin embargo, eso de los números del filtro ya es un tema pasado. Ahora tenemos dos opciones: «muy alta protección» que significa un nivel superior a 50, o un factor inferior. Recomiendo la «muy alta protección» a todo el mundo, excepto a los que tengan la piel muy oscura.

¿Y la protección total?

En realidad, el filtro de protección total no existe. Filtros hay de dos tipos: el físico que hace de pantalla y el químico que hace que reboten los rayos solares y no se queden en la piel. Existen con espray, con crema, con loción…

No existe el filtro de protección total

Algunos piensan que, cuando están morenos, no les hace falta tanta protección…

El bronceado es un mecanismo de defensa contra la agresión de los rayos solares en la piel. Cuando estamos morenos es porque ya nos hemos pasado de la raya. La piel se defiende de los efectos del sol hasta que llega el día que no lo consigue y entonces es cuando aparecen los problemas.

¡Cuando nos ponemos rojos, significa que ya nos hemos hecho daño!

Significa que ya nos hemos quemado. En este caso, hablamos de una quemadura de primer grado. Cuando salen ampollas sifgnifica que la quemadura es de segundo grado. El tercer grado sería la necrosis pero eso difícilmente sucede con el sol.

Hidratar la piel cada día evitaría muchos disgustos

Lo más habitual es sufrir quemaduras de primer grado. ¿Cómo se arregla eso?

Utilizar una crema con corticoides suaves y sobre todo hidratar muy bien la piel, lo que de hecho tendríamos que hacer cada vez que volvemos de la playa. ¡Evitaríamos muchos disgustos!

Si se os pela la piel quiere decir que sufrís una quemadura de primer grado muy intensa

¿Si nos ponemos rojos y se nos acaba pelando la piel, cuántos días tenemos que tardar antes de volver a tomar el sol?

Como mínimo 3 o 4 días. Si se os pela la piel significa que habéis sufrido una quemadura de primer grado muy intensa.

Dermatologa Lola Bou - Sergi Alcàzar

7 minutos de sol al día son más que suficientes para la síntesis de vitamina D

¿Como máximo, cuánto rato podemos tomar el sol?

Para la síntesis de vitamina D, con 7 minutos al día hay de sobra. Ahora se habla mucho de que se tiene que tomar el sol porque no tenemos suficiente calcio ni suficiente vitamina D y se ha demostrado que con 7 minutos al día tenemos de sobra.

Más de dos horas de sol al día son muy peligrosas

¿Pero, como mucho, cuántas horas seguidas podemos estar en la playa o en la piscina?

Que no os toque el sol durante más de dos horas aunque vayáis bien protegidos. No es nada recomendable que nos toque más rato porque ya sería peligroso.

El sol se tiene que tomar antes de las 11 o a partir de las 16 horas

¿Cuáles son las franjas horarias más y menos peligrosas?

Lo mejor es tomar el sol antes de las 11 de la mañana o a partir de las 4 de la tarde. Sobre todo no toméis el sol entre las 11 y las 16 horas. Y siempre con un buen filtro de protección solar.

¡Poneos crema solar cada 4 horas!

¡Con una vez, sin embargo, no es suficiente!

¡Noo! Nos tenemos que poner crema cada cuatro horas y más a menudo si nos bañamos, a no ser que utilizemos un protector resistente al agua. En general, sin embargo, si nos toca el sol, aunque no estemos en la playa o en la piscina, es importante ponernos el filtro cada cuatro horas. Y, por cierto, es mucho mejor ponernos la crema protectora antes de salir de casa.

Nos tendríamos que poner crema solar todo el año

¿Por qué?

Porque a veces tarda un poco en dar efecto. Además, en casa se suele poner mejor por todas las zonas descubiertas. También es importante ser muy generoso a la hora de ponernos la crema y mojarnos muy bien todo el cuerpo. En realidad, tendríamos que utilizar el filtro de protección solar durante todo el año. Como mínimo, en las zonas descubiertas. Nos tendríamos que proteger siempre, excepto los días que llueve.

¿Y cuándo está nublado?

¡Son los peores días! Cuando está nublado es cuando más te tienes que proteger porque no te das cuenta de ello, estás más rato al sol y te quemas más que nunca. Piensa que el 90% de los rayos ultravioletas atraviesan las nubes. El sol quema igual pero no te das cuenta de ello.

El escote de las mujeres es la parte del cuerpo que envejece más deprisa por culpa del sol

¿Qué partes del cuerpo tenemos que proteger especialmente?

¡El escote! Sobre todo las mujeres, porque es la parte más sensible al sol que envejece más deprisa. Los hombres también pero no tanto porque lo tienen menos frágil. Veo muchas lesiones en el escote de las mujeres por culpa del exceso solar.

¿Qué tipo de lesiones?

Alteraciones pigmentarias, arrugas y lesiones precancerígenas o cáncer de piel.

Dermatologa Lola Bou - Sergi Alcàzar

La cara, las orejas y la nuca son otras zonas especialmente sensibles al sol

¿Qué otras partes son especialmente sensibles al sol?

¡La cara y las orejas! Atención porque muchas personas se olvidan de proteger bien la parte de detrás de las orejas y es muy importante hacerlo. ¡La nuca, también! El problema del sol no son los efectos inmediatos sino los efectos a largo plazo. Tengo muchos pacientes que sufren un envejecimiento prematuro de la piel porque se han pasado tomando el sol. ¡Ahora se arrepienten! ¡Muchos jóvenes, sin embargo, no nos hacen caso!

Los niños son más frágiles al sol porque no tienen el mecanismo de defensa desarrollado

¿Y los niños? ¿Cómo los tenemos que proteger?

Ten en cuenta que no tienen el mecanismo de defensa desarrollado y, por lo tanto, son más frágiles al sol. Si se queman de pequeños, al cabo de los años, cuando sean grandes, tendrán muchos números de tener problemas de piel o, incluso, cáncer. Tengo pacientes adultos que se sorprenden cuando les digo «¡usted se quemó de pequeño!». Lo veo mirándoles la piel.

El 80% de los cánceres de piel se curan

¿Qué podemos hacer si nos quemamos de pequeños? ¿Cómo podemos reducir riesgos?

La mayoría de las veces curamos el cáncer de piel. El 80% de los cánceres de piel se curan. Algunos no porque son más graves. También depende del momento del diagnóstico. El melanoma es un cáncer de piel, mayoritariamente provocado por el sol, que se cura si se coge a tiempo.

Id al dermatólogo si las pecas os cambian de color, se hacen mayores, tienen forma irregular o sangran

¡Cada vez hay más casos! ¿Por qué?

En todo el Estado, se diagnostican 3.500 nuevos casos de melanoma cada año. De hecho, cada año que pasa aumentan un 7%. En todo el mundo se diagnostican entre 180.000 y 200.000 casos al año. Cuidado con aquellas pecas negras a las que, a veces, no damos importancia. Se tienen que vigilar e ir al dermatólogo porque si detectamos el cáncer en una fase inicial, lo curamos.

¿Qué síntomas nos tienen que alarmar?

Los cambios de color de las pecas (si se hacen más oscuras o vemos colores diferentes), cuando dejan de ser redondas y se hacen asimétricas con los alrededores irregulares, si aumenta el diámetro o si sangra.

El melanoma aparece en personas cada vez más jóvenes

¿A partir de qué edad se detectan la mayoría de melanomas?

En general, entre los 40 y los 70 años, pero cada vez se detectan en gente más joven. De hecho, ha habido un aumento importante de casos en jóvenes de entre 25 y 29 años. Incluso he visto algún caso de melanoma en chicos de sólo 15 años.

Las personas con pecas tendrían que hacer visitas preventivas al dermatólogo una vez al año

¿Tenemos que hacer visitas preventivas al dermatólogo?

Las personas que tienen muchas pecas tendrían que ir al dermatólogo una vez al año.

¿Y si no tenemos pecas?

Entonces, en principio no hace falta, a no ser que tengáis algún problema.

A veces cuando tomamos mucho el sol aparecen manchas blancas en la piel. ¿Por qué?

Existen de muchos tipos pero la más frecuente está provocada por una infestación por hongos. Es una parasitosis, hongos que se ponen sobre la piel. Estos hongos se comen el pigmento de la piel y nos salen manchas que pueden ser blancas, marrones o de un color rosado.

Dermatologa Lola Bou - Sergi Alcàzar

Para evitar manchas en la piel, cepillaos cada día en la ducha

¿Cómo se arregla eso?

Con un tratamiento específico contra los hongos. Ahora bien, si ya habéis tenido estas manchas alguna vez, es muy fácil que os vuelvan a salir porque quiere decir que sois propensos. ¡Pero eso se puede evitar! Coged un cepillo de mango largo y rascaos cada día de cintura hacia arriba mientras os ducháis. Lo pondréis muy difícil para que puedan reaparecer. Estos hongos parasitan la capa córnea, que es la más superficial de la piel, pero si te rascas cada día se lo pondrás muy difícil para que se vuelvan a instalar. Suelen salir sobre todo en la espalda pero también en el pecho y en los brazos hasta la altura de los codos.

No tomo nunca el sol. Soy muy contraria a ello porque veo problemas muy graves

¿Tú tomas el sol?

¡Nunca en la vida! Soy muy contraria a ello porque veo muchos problemas por culpa del sol. Entiendo, sin embargo, que la gente quiere ir a la playa.

El tomate y la zanahoria ayudan a proteger la piel del sol

¿Qué alimentos nos ayudan a ponernos morenos?

Frutos y verduras rojas, tomates, zanahorias… Todo eso es muy bueno y además ayuda a proteger la piel. ¡En verano, es importantísimo que todas las ensaladas lleven tomate y zanahoria!

El fotoprotector en pastilla protege la piel y hace que el bronceado sea uniforme

Por cierto, ahora también hay fotoprotectores en pastilla…

Sí, el polypodium leucotomos es un buen fotoprotector. Te tomas una pastilla al día y va muy bien. Es muy antioxidante y lleva muchas vitaminas que ayudan a proteger la piel y a conseguir un bronceado uniforme. Igualmente te tienes que aplicar la crema protectora. Por cierto, cuidado con otros productos orales que te prometen un moreno inminente porque, en algunos casos, conllevan riesgos hepáticos y pueden ser un poco tóxicos.

La limpieza de la piel diaria es básica para prevenir el acné

Copia de la entrevista realizada por Topdoctors acerca del Acné

Limpiar la piel a diario es básico para prevenir el acné

Escrito por: DRA. LOLA BOU CAMPS 

Publicado:  21/09/2016

Acne espinillas y granos cara

Editado por: NOELIA PINO GARCÍA

El acné es una alteración dermatológica que suele aparecer en la adolescencia o en la juventud en el 85 % de los casos. Sin embargo, en ocasiones puede presentarse acné adulto.

Su duración es variable y depende de su grado de evolución y de la intensidad de sus lesiones.

Las causas del acné suelen ser hormonales, de ahí que aparezca en la etapa de la vida en la que se dan los cambios y la adaptación al nuevo estado hormonal.

Tratamiento para el acné 

Es preciso realizar algún tratamiento para el acné, ya sea por vía tópica o sistémica, o ambos al mismo tiempo.

Someterse a un tratamiento o a otro depende del momento de evolución de las lesiones; es decir de los “granos” que pueden ser inicialmente puntos negros o comedones, rojos o pápulas, blancos de pus o pústulas, o la mezcla de todos ellos.

Los especialistas en Dermatología aconsejan realizar un tratamiento adecuado a cada tipo de piel y del número de lesiones que tenga el paciente.

Si un acné leve que no evoluciona y no recibe tratamiento, puede llegar incluso a desaparecer sólo. Pero en la mayoría de las ocasiones es necesario hacer un tratamiento para evitar la aparición de cicatrices que tanto preocupan y afean el rostro. Lo que no se debe hacer en ningún caso es tratar de eliminar esos granitos manipulándolos o apretándoles, maniobra que se realiza con gran frecuencia y que sólo conduce a la expansión de los mismos.

Acné: prevención 

El acné puede prevenirse realizando una buena limpieza diaria de la piel. Además, es importante empezar a utilizar los productos de higiene, hidratación y tratamiento desde los primeros síntomas. Cuanto antes se empieza, más posibilidades de éxito en un porcentaje muy alto de pacientes.

Acné y alimentación 

El acné y la alimentación guardan cierta relación. En general no se debe abusar de alimentos grasos (embutidos, quesos curados, chocolate, fritos…), aunque no afecta a todo el mundo por igual.

Hay que suprimir todo aquello que se cree que puede afectar negativamente al paciente y, poco a poco, ir incorporándolo para poder comprobar qué alimento o grupo de alimentos provoca la aparición de nuevas lesiones.

Algunos pacientes refieren que no notan ninguna relación con su alimentación.

¿Agrava el maquillaje el acné? 

Cuando se tiene acné y se quiere ir maquillada, hay que utilizar siempre productos oil free, es decir que estén libres de aceites. Y, por supuesto, no olvidar nunca la eliminación del producto cada noche con productos astringentes específicos para la piel grasa.

¿El Sol perjudica o ayuda a mejorar la aparición del acné? 

El acné suele mejorar en verano con la acción del Sol, pero en un porcentaje relativamente bajo puede empeorar.

Cada persona responde de manera especial y específica. Es importante utilizar un filtro solar que no sea graso y que no empeore el acné, además de seguir con el tratamiento acorde al momento de evolución.